Saltar al contenido

6 razones de porque merece la pena una envasadora al vacío

Razones de porque merece la pena una envasadora al vacío

Quizás pienses que las envasadoras al vacío son un invento publicitario para vendernos algo, pero nada más lejos de la realidad, ya que son herramientas de cocina que nos pueden ser muy útiles.

En los últimos años hemos visto una creciente popularidad en ellas, en especial con marcas conocidas como Foodsaver. Aunque hubo un periodo de tiempo donde quedaron un poco relegadas al olvido.

Sin embargo, cuando los grandes chefs comenzaron a utilizarla la cocción sous vide (al vacío), estas volvieron al ojo público.

Las envasadoras al vacío son utilizadas para cocinar de esta forma en las cocinas profesionales, pero también por las personas en sus casas que buscan cocinar los alimentos de esta forma o simplemente almacenarlos.

Si has estado echándole un ojo a una envasadora, tanto para cualquiera de estos dos motivos, debes saber que hay muchas razones para comprar una.

¿Por qué comprar una envasadora al vacío?

Hoy te vamos a contar 6 grandes razones para comprar una envasadora y hacer un mejor uso de ella. No te pierdas lo que tenemos para contarte.

1. Comprar comida en cantidad

Cuando las envasadoras al vacío domésticas se hicieron populares, uno de los principales argumentos para su compra era que se podían comprar artículos muy perecederos, como la carne y el queso, a granel y conservar lo que no se pudiera utilizar inmediatamente.

Comprar en cantidad suele ser mucho más rentable, sobre todo cuando se trata de carne de vacuno y pollo.

Hoy en día, esta sigue siendo una de las mejores razones para adquirir una envasadora al vacío. Mira las opciones con las mejores.

El aire es el mayor enemigo a la hora de mantener la calidad de los alimentos a lo largo del tiempo. El oxígeno permite que crezca el moho, razón por la cual ese bloque de queso abierto en el refrigerador envuelto en plástico se pone feo en cuestión de semanas.

En el congelador, todo el aire que entre en contacto con los alimentos los deshidratará y oxidará, provocando quemaduras por congelación.

Si conseguimos sacar todo el aire, solucionamos los dos problemas.

2. Cocinar al vacío (sous vide)

No necesitamos una envasadora al vacío para cocinar con este método. Una olla llena de agua y una bolsa con cremallera nos servirán para cocinar filetes, pollo, pescado y otras cosas.

Sin embargo, si realmente te gusta cocinar al vacío y lo hace a menudo, una envasadora al vacío nos ahorrará la molestia de trabajar con bolsas con cremallera.

Además, te permite sacar todo el aire posible, lo que evita que la bolsa flote durante la cocción.

3. Guardar ingredientes para otro día

Hemos comprado un enorme manojo de cilantro para una receta que solo requiere una cucharada. Y ahora nos encontramos con un montón de sobras que no sabemos qué hacer con ellas y que se pondrán en mal estado en cuestión de días.

O bien, tenemos un huerto con tomates que ha producido una enorme cantidad y ahora no sabes qué hacer con ellos.

Una envasadora al vacío puede ayudarnos a conservar la mayoría de las frutas, verduras y hierbas durante semanas en el refrigerador o meses en el congelador.

4. Envasar tarros en seco

En el caso de los ingredientes secos que se echan a perder rápidamente, pero que solo se utilizan en pequeñas cantidades, por ejemplo los frutos secos, envasarlos en una bolsa no es la forma más eficaz de conservarlos.

En su lugar, podemos probar a envasarlos al vacío en un tarro de cristal para conservas (¿cómo envasar mermeladas?).

Podemos comprar accesorios para muchas envasadoras al vacío que funcionan con tarros.

La ventaja es que podemos abrir el tarro, sacar lo que necesitamos y volver a cerrarlo fácilmente. Algo que con una bolsa al vacío no se consigue, ya que deberemos utilizar una nueva luego.

5. Volver a envasar la bolsa de patatas fritas

Las patatas fritas tienen fama de ponerse rápidamente rancias una vez que se abre la bolsa. Aunque aspirar todo el aire de la bolsa acabará por aplastarlas, podemos utilizar una envasadora al vacío para volver a cerrarla.

6. Mantener el vino fresco

Sí, una envasadora al vacío puede hacerlo, con un accesorio para tapar botellas podemos volver a sellar las botellas de vino abiertas para tomarlas más tarde.

Eso sí, no los utilices con vinos espumosos. El sellado al vacío extrae todo el aire, lo que provocará que las bebidas espumosas se estropeen.

Estos accesorios también sirven para conservar aceites y vinagres, especialmente las infusiones de aceite caseras y los productos especiales y caros que no queremos desperdiciar.

7. Preservar otras cosas que no sean comida

Fuera de la cocina, una envasadora al vacío puede proteger los documentos más importantes que tenemos (por ejemplo certificados de nacimiento, títulos de propiedad de automóviles, un testamento) contra los daños causados por el agua en caso de inundación o rotura de una tubería.

En tu botiquín de emergencia, puedes envasar al vacío artículos que pueden degradarse con el tiempo, como vendas o medicamentos. También es inteligente envasar cosas que no deben mojarse, como las cerillas.