Saltar al contenido

¿Es seguro envasar al vacío?

Es seguro envasar al vacío

El envasado al vacío ha llegado para quedarse, ya que en un método muy interesante para proteger nuestros alimentos, entre otros beneficios. Pero, ¿realmente podríamos considerarlo seguro? Y la respuesta es sí.

Este forma de envasar nuestros alimentos consisten en sellar la comida en un ambiente sin aire, permitiendo así que los alimentos se mantengan frescos más tiempo al eliminar la gran mayoría de bacterias que podrían proliferar con oxígeno.

Usualmente, la comida se pone mal debido a su exposición a los germanes y bacterias que existen en el aire. Estos crecen particularmente cuando se encuentran en un ambiente abundante en oxígeno. Sin embargo, son las maquinas de envasado al vacío que eliminan el oxígeno para impedir que se reproduzcan.

Una vez que un alimento ha sido guardado de esta forma, la falta de oxígeno provoca que una comida sé echar a perder más lentamente, extendiendo su fecha de caducidad hasta por 5 veces lo que es la norma.

Este método además limita el crecimiento de aquellos hongos aeróbicos, aún más cuando se utilizan con otras técnicas y procesos de empaquetado en combinación para obtener mejores resultados.

Pero aun cuando todas estas medidas parece seguras, el envasador al vacío puede llegar a ser peligroso si no se hace de la forma correcta. Pero no te preocupes de que aquí aprenderás buenos consejos para evitar que eso suceda.

Los principales riesgos del envasado al vacío

Muchos se quedan pensando que sus alimentos están seguros simplemente por haberlos sellados dentro de una bolsa, pero no podrían estar más equivocados. Existen algunas bacterias que aman los ambientes sin oxígeno y son las que justamente proliferan cuando nosotros extraemos la gran mayoría.

Algunas de estas bacterias, que seguro te serán familiar, son las del Botulismo y la Listeria Monocytogenes. Incluso se sabe que estas dos pueden llegar a crecer más rápido aun en lugares donde falta el oxígeno. Esto se debe a que tienen menos competencia.

El mayor riesgo que tenemos con ellas es que no afecta ni el color ni el sabor, por lo cual a ojos y nariz nuestros son alimentos comestibles, mientras en ellos se esconde agentes que pueden hacer mal a nuestra salud.

Antes de que continuemos este artículo donde descubrirás como proteger estos alimentos y volver de este proceso uno muy seguro, repasemos algunos conceptos antes vistos:

  • Algunos patógenos se reproducen condiciones de baja y alta concentración de oxígeno.
  • Cuando más tiempo haya pasado desde que se ha sellado al vacío, mayor es el riesgo de que bacterias anaerobias crezcan en nuestros alimentos.
  • Cocinar o fermentar los alimentos no necesariamente destruye estas bacterias.

¿Como lograr que el envasado al vacío sea seguro?

La oferta de envasadoras al vacío que existe es enorme. Desde la habilidad para envasar de forma segura nuestros alimentos hasta la sofisticación de los dispositivos es la gama de posibilidades que tenemos cuando deseamos comprar una.

Sin embargo, este mecanismo es muy diferente al que se consigue por ejemplo con el calor que se utiliza en un envasado de mermeladas.

Se requiere que se tomen precauciones, especialmente si se está tratando con alimentos altamente perecederos, los cuales son más vulnerables a la contaminación. Algo que ocurre rápidamente con ellos.

Ya sabemos que si eliminamos el oxígeno de los contenedores plásticos lo que hacemos es evitar que las bacterias y hongos que se alimentan de este no crezcan libremente. Lo que conlleva que las comidas se echen a perder rápidamente.

Una vez que eliminamos el aire de dentro, las chances de que la calidad de los mismos se vea afectara se reduce, y como resultado obtenemos lo que sería una prolongación de la vida útil de nuestras comidas favoritas.

Sin embargo, en la mayoría de los casos lo que se hizo es remover aquellos peligros que podemos percibir o ver, pero no un tipo más peligroso que existe.

Como vimos antes, no son precisamente las que cambian el color o las texturas las que desaparecen con el envasado al vacío, sino aquellas que por pasar desapercibidas se vuelven un tanto más peligrosas.

Pero no todos son aspectos negativos, y existen algunos tips que evitan todo estos problemas. Si realizamos el envasado de forma correcta podemos entender la vida de nuestros alimentos de forma segura.

Es importante que tomes nota de ellos para evitar cometer los típicos errores de novatos al usar este proceso. Como por ejemplo empaquetar comidas bajas en ácido que son más vulnerables a las condiciones anaerobias de este método.

Para esto tenemos el congelador, que es ya una herramienta que tenemos a nuestra disposición para frenar la descomposición de nuestra comida. Al menos en las que sea necesario, recomendamos congelar aquellos alimentos previamente.

Mientras un trozo de carne es la principal victima de estas bacterias, los alimentos no perecederos como el arroz pueden ser envasados sin pasar por el refrigerador antes.

consejos para envasar tu comida

Consejos para un envasado efectivo

  • Lavar tus manos antes de trabajar con cualquier alimento. Incluso es aconsejable utilizar una cuchara o cualquier utensilio de comida limpio en lugar de nuestras manos durante el proceso de envasado al vacío.
  • Mantén tus recipientes y utensilios limpios.
  • Mantenga los alimentos envasados en el congelador o refrigerado, siguiendo las recomendaciones de cuanto pueden permanecer envasados al vacío.
  • Todas las comidas bajas en ácidos deben ser congelador antes de envasarse. Lo mejor es mantenerlas todo el tiempo en el congelador y solo calentarlas cuando vayamos a comerlas.
  • Podemos etiquetar la fuente y la fecha de nuestros alimentos, así como asegurarnos que la bolsa este libre de residuos y bien sellada.

Si tenemos en consideración todas estas indicaciones, podemos asegurarnos que nuestros alimentos se mantendrán de forma correcta durante mucho más tiempo.

La carne roja, de aves y pescado puede ser guardada hasta por 2 o 3 años, mientras que las bayas puede sobrevivir con este proceso por una semana o más.

Ten mucho cuidado con aquellos alimentos propensos a la contaminación, y a la contaminación cruzada. No mezcles vegetales frescos en una bolsa con carnes crudas.

A su vez, asegurate que la carne este extremadamente limpia y en buen estado antes de envasarla al vacío. Y cuando finalmente decidas comerla, asegurate de cocinarla bien.

Por último, aun congelados y sellados estos alimentos, cumple con los tiempos indicados y nos los consumas una vez que ya haya pasado demasiado desde que los envasaste de acuerdo a los tipos de alimentos que son.