Saltar al contenido

¿Cómo envasar al vacío sopa?

Cómo envasar al vacío sopa

Las sopas son un alimento rico y además muy nutritivo, que podemos usar para calmar el hambre y recargar nuestra energía.

Se suelen tomar mucho en los meses de invierno cuando hace un poco de frio, o también cuando no nos sentimos del todo bien. Ya que es una bebida caliente que nso reconforta.

Sin embargo, las que vienen procesadas en latas u otros envases, no se acerca al sabor y la calidad de las que podemos preparar en casa. Aunque lamentablemente justo cuando más la necesitamos, nuestra energía no está en el momento más alto para ponernos a preparar una.

Es realmente muy útil poder hacer una sopa casera y tomarla cuando quisiéramos. Lo cual no es solo una expresión de deseo, sino que es algo posible. Pudiendo beberla cuando queramos gracias a lo que les vamos a contar.

Seguro que ya sabías que podías envasar alimentos sólidos, pero las comidas liquidas también puede ser procesado por una envasadora al vacío con todos los beneficios que eso implica. Hay algunos resguardos que debes tomar, pero es totalmente posible si sigues las instrucciones que dejaremos aquí debajo. Así no perderemos ni la textura ni el sabor de nuestra sopa.

¿Puede ser la sopa envasada al vacío?

Las sopas son un tipo de líquido que además pueden contener otros alimentos de tipo solido, y que hacemos en grandes cantidades para disfrutar en otras ocasiones.

Lo más normal del mundo sería meter los restos en un bote de plástico y luego llevarlo al refrigerador. En el mejor de los casos lo máximo que podemos conservarla así antes de que se eche a perder es de una semana.

Otra opción es congelarla, pero las quemaduras por congelamiento afectan el sabor y la textura cuando decidamos recalentarla.

Aquí es donde entra al rescate el envasado al vacío, que permite que los líquidos se mantenga frescos y deliciosos por más tiempo. Asegurándonos de que tendremos una sopa casera como recién ella para cuando tengamos un antojo.

¿Cómo envasamos la sopa al vacío?

Cómo envasamos la sopa al vacío

Un error que se repite mucho cuando la gente sella líquidos es que lo hace cuando todavía se encuentra en ese estado.

Esto no es aconsejable, ya que produce un desastre que debemos evitar. Mejor sigue estos pasos que te ahorrarán un dolor de cabeza:

  1. Congelarla: Asegurate de que primero esta pase a su estado solido colocándola en el congelador.
  2. Envasarla: Tomamos nuestra sopa congelada y la metemos en una bolsa de sellado. Podemos envasarla y luego congelarla también, lo que nos quede más cómodo. Estas bolsas permiten que las máquinas aspiren todo el aire, asegurando que luego se conserven más tiempo.

Métodos alternativos para hacerlo

Congelar alimentos siempre ha sido un problema tanto para los hogares como para el sector profesional. Los restaurantes y empresa de catering viven esto todos los días.

No por nada las empresas gastan millones de euros anualmente para buscar soluciones que permitan almacenar de mejor forma los alimentos de tipo liquido.

Aquí te presentamos otras alternativas, algunas son con envasadora y otras sin, aunque puedes conseguirlas muy baratas:

  • Bolsas para líquidos: Este tipo de bolsas están diseñadas especialmente para almacenar líquidos y evitar que este se escape, aun cuando se aplica presión. El problema que tienen es que están pensadas para un único uso, siendo muy costosas si es algo que hacemos a diario. Aunque tienen como ventaja ser muy sencilla de usar y rápidas.
  • Método del agua: Debemos colocar la sopa en una bolsa con cierre hermético y luego sumergirla en un recipiente con agua que se encuentra a temperatura ambiente. Con la parte superior abierta, comenzamos a presionar con nuestras manos para remover todo el aire posible. Finalmente cerramos la cremallera y lo llevamos al congelador.
  • Recipientes de vacío: La forma más adoptada a la hora de envasar sopas son los botes de plástico. Aunque hay una alternativa al vacío que permiten sacar todo el aire con una máquina (generalmente las mismas que usan bolsas). Son una solución a corto plazo que puede resultar muy versátil si no vamos a consumir nuestra sopa más allá de la semana.

Los beneficios de envasar sopa al vacío (y otros líquidos)

Ya ha sido probado que envasar cosas al vacío es la mejor forma de hacerlo, en especial si se trata de comida orgánica. Mantenemos su calidad y además evitamos el uso de aditivos.

Siempre fueron importantes en las cocinas de los restaurantes y los servicios de comida, pero ahora también están comenzando a entrar en nuestras cocinas familiares.

Tanto en los alimentos sólidos como en los líquidos, las ventajas son enormes, y podemos enumerar unas cuantas:

  • Fácil de almacenar y organizar nuestra comida
  • Mantiene el sabor y la textura
  • Previene la formación de bacterias y moho
  • Extiende la vida util de los alimentos
  • Elimina la necesidad de utilizar aditivos