Saltar al contenido

¿Cómo envasar al vacío sin maquina? Sin Baño María

como envasar al vacio sin maquina

La pregunta que nos hacen todo el tiempo es si se puede envasar al vacío sin la necesidad de una máquina y sin utilizar el Baño Maria, y la respuesta es si. Lo único que necesitas es una bolsa con cierre preparada para el congelador y un cuenco de agua.

Este método es perfecto para aquellos que necesitan almacenar alimentos al vacío muy de vez en cuando, y no quiere gastar un pastizal en invertir en una máquina.

¿Debería comprar una envasadora al vacío?

La realidad es que las selladoras al vacío son muy útiles para cualquier persona que se preocupe por su comida. Este pequeño dispositivo succionara todo el aire que haya dentro de una bolsa con alimentos para cerrarla sin  el oxígeno.

Esto tiene varias ventajas, como por ejemplo evitar que cuando congelemos la bolsa los productos dentro no sufran quemaduras por congelamiento, que duren un poco más que lo habitual y hasta facilitar su cocción si lo hacemos con este método.

Si haces cualquier de estas cosas de forma asidua, probablemente deberías replantearte comprar una. Ya que si el uso es el adecuado, esto se puede ver más como una inversión, tanto como para tu salud como para tu bolsillo.

Pero en el caso de que no te dediques a envasar o cocinar al vacío todo el tiempo, y solo la usarías de manera muy ocasional, entonces mejor ahorrate la pasta.

Aquí tenemos un método hogareño para conseguir que el mismo resultado. No es 100% efectivo a la hora de remover el aire alrededor de la comida, como si lo haría una maquina, pero se acerca de forma aceptable a este resultado. Lo suficiente para las pocas veces que lo puedas necesitar y para aumentar un poco más la fecha de caducidad.

¿Que bolsas normales debería comprar?

Nuestra recomendación es que compremos las bolsas de marca que son especiales para congelador, ya que son más robustas y fuertes que la de marcas menos conocidas. El tamaño que elijas dependerá de tus necesidades.

Lo bueno de este tipo de bolsas para congelar es que son muy duraderas, permitiendo su uso en reiteradas ocasiones. Si te importa la contaminación y la basura, lavarlas y rehusar tus bolsas plásticas puede ser tu aporte al planeta también.

Con el tiempo su selle hermético sufre las consecuencias del uso y dejan de ser tan efectivas como al principio. Pero aun así, siguen siendo buenas para llevar el almuerzo al trabajo, guardar snacks o sobras que no te interesan envasar al vacío.

Como consejo, no intentes guardar en ellas carne cruda, para eso no son lo suficientemente buenas si ya tiene un cierto uso.

Envasar comida solida sin envasadora sin Baño María

Este método te servirá para conservar comidas solidas como pechugas de pollo, vegetales, granos secos y frijoles, entre otros.

envasar sin baño maria

  1. Lo primero que debes hacer es llenar un cuenco o una olla con agua y colocar una toalla de cocina cerca.
  2. Poner la comida que deseamos envasar dentro de nuestra bolsa común. Es bueno que esta se distribuya dentro de la forma más uniforme posible, en lugar de que la comida se aglutine en distintos sectores. Más que nada porque ayudara aque se congele y descongele mejor, además de permitir su cocción de forma más pareja si lo hacemos al vacío.
  3. Antes de cerrarla, intenta quitarle todo el aire que puedas con tus propias manos.
  4. Cierra casi todo el cierre, dejando un leve lugar para que se vaya lo último.
  5. Sosteniendo la bolsa por el lugar donde no cerraste, pone la misma en el agua. Con tu otra mano presiona donde encuentre una burbuja de aire que pueda haber quedado atrapada en la comida.
  6. Finalmente cierras la esquina que hayas dejado abierta mientras sostienes la bolsa.

Cuando saques la bolsa del agua, los costados de esta deberían tener la forma de la comida. Si la bolsa se ve algo suelta o luce como si tuviera todavía mucho aire dentro, entonces verifica el sellado y vuelve a repetir los pasos anteriores.

Por último, secas la bolsa con la toalla. Ya esta lista para congelar, almacenar o cocinar al vacío.

Envasar al vacío líquidos

Los líquidos y la comida liquida son muy diferentes a los antes descriptos, como los caldos o los estafados. Por tanto, requieren un enfoque diferente que ahora vamos a ver.

  1. Llena la bolsa prácticamente toda, dejando algunos pocos centímetros arriba de aire.
  2. Presiona la bolsa para remover todo el aire que te sea posible utilizando tus manos y cierra la bolsa casi por completo. Deja un pequeño borde abierto en una de las puntas.
  3. Levanta la bolsa del mostrador y ponla contra el borde de esta, dejando que todo el liquido cuelgue debajo del mostrador y la parte superior quede arriba.Si hay aire todavía entre el borde de la mesada  y el liquido vuelve a repetir los pasos anteriores.
  4. Cierra la bolsa por completo. Lo mejor forma de hacerlo es apoyar la parte superior de esta con la mesada mientras el liquido cuelga.

Parece más complicado de lo que es este método. Pero una vez que le das un par de oportunidades, se vuelven bastante sencillo.

Último consejo

Envasar al vacío

Antes de llenarla con comida, dobla la parte superior hacia afuera para formar una estructura rígida. Esto permite que la parte del sellado no entre en contacto con el alimento y además hace más fácil su llenado.

Eso sí, trata de hacerlo con mucho cuidado, para no dañar la parte de arriba ni romper accidentalmente la bolsa.