Saltar al contenido

¿Como almacenar frutos secos?

Como almacenar frutos secos

Con estos consejos vas a poder almacenar tus frutos secos para tener siempre a disposición en tu alacena y disfrutar de ellos lo más frescos posibles.

Las proteínas son uno de los nutrientes en los alimentos que a las personas les preocupan más a la hora de almacenarlos a largo plazo, especialmente si no están enlatados.

Podemos almacenar pescado, carnes, quinoa, caldos, pero ¿has pensado en almacenar también frutos secos? Son un complemento perfecto para los productos básicos de tu despensa.

Debido a su alto contenido en grasa, los frutos secos y las semillas no son ideales para su almacenamiento a largo plazo en la estantería de tu despensa sin un poco de preparación.

El hecho que sé pongan feos tiene que ver con los aceites de los frutos secos y la oxigenación.

Así que para asegurarnos de que los aceites de los frutos secos no se pondrán malos con el tiempo, tenemos que encontrar una manera de ocuparnos de ese problema antes de empezar a almacenarlos a largo plazo.

Así que aquí tienes cinco formas de alargar la vida de tus frutos secos, y de las semillas también.

¿Como conservar por más tiempo los frutos secos?

Los frutos secos que se compran en el supermercado vienen de tres maneras: a granel, en bolsas de plástico o celofán, o en envases sellados al vacío.

Los envases sellados al vacío se pueden dejar tal cual hasta que estemos listo para abrirlos y empezar a comerlos. Pero las versiones a granel o en bolsas de plástico deben cuidarse para que no se pongan rancias con el tiempo.

También podemos conseguir frutos secos con cáscara, además del propio fruto de los frutos secos.

El almacenamiento en las cáscaras proporciona una vida útil más larga, pero guardarlos solo con el fruto es más conveniente. El almacenamiento de los frutos secos con cáscara debe hacerse mediante el sellado al vacío, mientras que los frutos en sí se pueden guardar de diferentes maneras.

1. Congelando frutos secos

La forma más fácil y mejor de conservar los frutos secos es congelarlos.

Congelando frutos secos para almacenar

Esto impide que los aceites se pongan rancios. Ni siquiera tenemos que congelarlos de golpe, yo simplemente los meto en bolsas de congelación para usarlos a corto plazo (como las nueces de pecán porque son mis favoritas), o uso una envasadora al vacío para almacenarlos a largo plazo.

Recuerda que, aunque la nevera es una forma estupenda de ayudar a conservar nuestra reserva de alimentos, no debes contar con él como único medio de almacenamiento por el riesgo de cortes de luz.

Si no contamos con una envasadora al vacío, pero igual forma queremos almacenar los frutos secos en el refrigerador, debemos colocar una bolsa doble, además de la de almacenamiento, especial para congelar.

Tiempo de almacenamiento: Hasta 3 años con un almacenamiento adecuado (aunque con el tiempo la calidad puede verse afectada)

2. Envasar al vacío los frutos secos

El envasado al vacío es una forma de eliminar el aire de un recipiente para reducir el riesgo de oxigenación. Si contamos con una envasadora al vacío, existen dos opciones:

  1. Envasar al vacío en una bolsa
  2. Envasar al vacío en un tarro de cristal, utilizando el accesorio de sellado al vacío adecuado para el tarro normal o de boca ancha.

Sin embargo, recuerda que el almacenamiento en una bolsa con cierre es solo para el almacenamiento a corto plazo. Con el tiempo, el aire penetrará en la bolsa.

Si no tenemos una envasadora al vacío, puedes usar absorbentes de oxígeno para lograr el mismo objetivo. Tardan entre 18 y 24 horas en funcionar, pero absorben el oxígeno en sí mismos en lugar de envasar al vacío.

Se trata de un artículo de un solo uso, por lo que si abres el tarro, tendrás que sustituir el absorbedor de O2 o sellarlo al vacío para seguir almacenándolo a largo plazo.

Tiempo de almacenamiento: Hasta 1 año con un almacenamiento adecuado.

3. Enlatar frutos secos

Hay dos escuelas de pensamiento sobre el enlatado de frutos secos. Una escuela dice que el riesgo de salmonela es muy bajo, pero es un riesgo. La segunda que cree que es posible.

El riesgo de que la humedad se filtre en los frascos durante el proceso de enlatado es lo que realmente está en juego.

Así que, aunque podamos conseguirlo, la realidad es que este método no vale mucho la pena.

4. Remojar y deshidratar los frutos secos

El remojo de los frutos secos libera los inhibidores enzimáticos, lo que hace que sean más fáciles de digerir para nosotros, y nos proporciona más nutrientes.

Remojar y deshidratar los frutos secos

La deshidratación permite que queden crujientes como estamos acostumbrados a comerlos.

Realmente es tan sencillo como remojar, escurrir y utilizar el deshidratador.

5. Haciendo mantequilla de frutos secos

Las mantequillas de frutos secos no duran para siempre, pero es otra opción de introducir grasas buenas y proteínas en la dieta.

Se puede almacenar en un lugar fresco durante un tiempo, incluso sin refrigeración.

Pero utilizar una refrigeración te permite estirar su fecha de caducidad. Las mantequillas de cacahuete no orgánicas que se compran en la tienda tienen conservantes para ayudar a que la mantequilla de cacahuete dure más tiempo en la estantería.

Las mejores mantequillas de frutos secos que puedes comprar son las que son solo frutos secos, y quizás sal así lo preferimos.

Aunque existen otras alternativas para agregar más variedad nuestra despensa:

  • Mantequilla de almendras
  • Mantequilla de cacahuete tostada
  • Mantequilla de anacardo
  • Mantequilla de nueces

Así que no tengas miedo de guardar los frutos secos en tu casa para almacenarlos a largo plazo. Son una valiosa fuente de proteínas, vitaminas, grasas saludables y minerales que pueden ser una alternativa para tu despensa.